96 378 21 56

¿En que consiste una auditoría fiscal voluntaria?

Cuando nos referimos al ámbito fiscal, hacemos referencia a aquello perteneciente al tesoro público o a los distintos organismos públicos cuya finalidad es la de recaudar impuestos y tributos.

Así, al hablar de auditoría fiscal, nos referimos al control e inspección de la situación tributaria ya sea de una persona física o jurídica. A través de estos tipos de auditorias se verifica si el contribuyente cumple o no con sus obligaciones tributarias.

La auditoría fiscal voluntaria  es una técnica mediante la cual se verifican y analizan los hechos vinculados a los actos de carácter tributario. Es un método que se emplea para inspeccionar tanto a empresas como a particulares, es decir, a todos aquellos sujetos que son contribuyentes y tienen obligaciones tributarias de cara a la Administración Pública o al Estado.

En Defez Asesores, somos especialistas en Auditoría Fiscal, porque “más vale prevenir que curar”, cuando una empresa entra como nuevo cliente en nuestro despacho analizamos su balance, su cuentas de resultados, y su contabilidad en busca de incoherencias que puedan suponer un riesgo fiscal y evaluamos el impacto económico del mismo.

Inmediatamente nos ponemos a trabajar para minimizar los riesgos fiscales de una posible inspección y de su impacto adverso.  Nuestra actuación es prácticamente como si  se la realizara un inspector de Hacienda  con sus mismos métodos, es evidente que no tenemos una super-computadora como Hacienda, pero tenemos potentes herramientas y una amplísima experiencia en muchos sectores que nos permiten detectar los indicios de los problemas que pueda tener.

Este servicio es totalmente compatible con cualquier  servicio de asesoramiento que disponga de cualquier otra empresa. Es una excelente opción de conocer una segunda opinión.

 

Solicite su Auditoria Fiscal con un descuento del 50% ¡¡solo este mes!!


 

 

A través de la auditoría fiscal se analizan y evalúan los registros contables, movimientos dinerarios, así como toda la documentación que contiene información relativa a las operaciones efectuadas por el sujeto durante un periodo de tiempo determinado (los periodos en términos fiscales van de año en año).

La auditoría fiscal es un método a través del cual se analiza si el contribuyente, ya sea empresa o persona, cumple con sus obligaciones tributarias.

La función del auditor fiscal pasa por la comprobación de las declaraciones realizadas por el contribuyente de cara a la Hacienda Pública y los pagos de impuestos y determinar si está o no todo en orden y acorde a la realidad.

Una vez el auditor haya obtenido y analizado la información suficiente (ya sea de una entidad corporativa o de una persona física), realizará un dictamen, llamado informe de auditoría, donde, por un lado, detallará toda la información recabada; por otro lado, habrá un apartado de comentarios y opinión propia del auditor.

 

Objetivos de la auditoría fiscal

 

A continuación, destacamos los principales objetivos de la auditoría fiscal, enfocándolo sobretodo en el ámbito de una entidad corporativa:

  • Que los saldos del pasivo del balance corresponden a deudas pendientes de pago a la Hacienda Pública a la fecha de cierre del ejercicio.
  • Que los saldos deudores a la Hacienda Pública se hayan valorado de acuerdo a los Principios Contables y a la normativa fiscal pertinente.
  • Evaluar que las cuentas estén correctamente clasificadas en el balance de situación, entre el activo y el pasivo.
  • Controlar que, en caso de que haya reclamaciones o Actas  levantadas por la Administración Pública no resueltas a la fecha de cierre, se encuentren correctamente contabilizadas.
  • Evaluar que los procedimientos se hayan realizado de acuerdo a la buena fe, asegurando que se ha cumplido con la normativa legal establecido.

 

Suscribete a nuestra exclusiva newsletters: