96 378 21 56

En Defez Asesores, estamos al lado del Autónomo, nos encargamos de todos tus impuestos, para que tu te preocupes de lo que realmente te importa, que es la productividad de tu negocio.

Nos encargamos de tus impuestos IRPF:

  • Actividades económicas:
    • Estimación directa: normal y simplificada.
    • Estimación objetiva (módulos).
  • Pagos a cuenta, pagos fraccionados.
  • Libros Registro de Ingresos y Gastos.
  • Libro Registro de Bienes de Inversión.

Consejos para elegir régimen Fiscal para los Autónomos

Muchos clientes autónomos, nos preguntan que tipo de régimen deben de elegir para montar su negocio.

Por un lado tenemos que el régimen de estimación objetiva, es un régimen muy cómodo que se basa en una serie de índices o módulos según el sector y que determina una cantidad a pagar al año, en función del rendimiento que se obtiene de dichos índices o módulos.

No es que sea un método sencillo como pudiera parecer a primera vista, pero realmente puede ser un método que puede perjudicarnos gravemente a nivel de impuestos cuando iniciamos la actividad, porque realmente no sabemos como nos va a ir nuestro negocio .

Por lo tanto, es conveniente que en compañía del asesor fiscal, debemos de ver un plan de viabilidad de la empresa, y como va a ir, y en caso de cualquier duda, optar por la estimación directa simplificada, porque es un método que se basa en ingresos y gastos reales.

Pagos Fraccionados a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas

En Estimación Directa

Los autónomos, cada tres meses, deben de realizar un ingreso a cuenta del impuesto sobre la renta de las personas físicas, que con carácter general para los que están en estimación directa, en cualquiera de sus dos modalidades,  consiste en un 20% de la diferencia de ingresos y gastos, con algunas matizaciones. Este importe luego se descuenta del total a pagar cuando se realiza la declaración de renta, pudiendo ser ésta con resultado de a pagar o a devolver.

En Estimación Objetiva

Deberán realizarse cuatro pagos fraccionados, trimestrales, en el modelo 131 a cuenta del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas en los plazos siguientes: los tres primeros trimestres entre el 1 y el 20 de los meses de abril, julio y octubre, y el cuarto trimestre entre el 1 y el 30 del mes de enero del año siguiente.

Si en algún trimestre no resultasen cantidades a ingresar, deberá presentarse declaración negativa.

El importe de cada uno de los pagos fraccionados se calculará aplicando los porcentajes que se indican a continuación, teniendo en cuenta que se reducirán a la mitad cuando se trate de actividades desarrolladas en Ceuta, Melilla o sus dependencias:

1. Actividades empresariales (excepto agrícolas y ganaderas).

En general, el 4 por 100 del rendimiento resultante de la aplicación de los módulos en función de los datos-base existentes a 1 de enero. Cuando se inicie una actividad, los datos-base serán los existentes el día de comienzo de la misma. Cuando algún dato-base no pudiera determinarse a 1 de enero, se tomará el correspondiente al año anterior. Si no pudiera determinarse ningún dato-base, el pago fraccionado consistirá en el 2 por 100 del volumen de ventas o ingresos del trimestre.

  • Cuando se tenga sólo a una persona asalariada, el 3 por 100.
  • Cuando no se disponga de personal asalariado, el 2 por 100.

Las actividades agrícolas disponen de otros porcentajes distintos.