96 083 07 64 - 623 15 64 59

La gestión financiera se ha vuelto cada vez más compleja y regulada, al punto que las empresas se enfrentan a un entorno normativo en constante evolución que exige un cumplimiento estricto de las leyes y reglamentos.

En este contexto, el compliance financiero y la digitalización se han convertido en herramientas clave para garantizar el cumplimiento de las regulaciones financieras. De igual modo, son elementos fundamentales en la economía empresarial.

Debido a su importancia, a lo largo de este artículo hablaremos sobre qué es la digitalización financiera y cómo contribuye al compliance financiero de cualquier empresa.

¿Qué es el compliance financiero?

El compliance financiero hace referencia al conjunto de políticas, procedimientos y controles diseñados para garantizar que una empresa cumpla con las leyes, regulaciones y estándares financieros relevantes en su país o en el ámbito internacional.

Estas normativas pueden incluir leyes relacionadas con el lavado de dinero, financiamiento del terrorismo, corrupción, transparencia financiera, protección de datos, entre otras. Su principal objetivo es prevenir y detectar actividades ilícitas, minimizar los riesgos financieros y promover la transparencia y la confianza en las operaciones financieras de las organizaciones.

¿Qué es la digitalización financiera?

Con respecto a la digitalización financiera, hace referencia a la aplicación de tecnologías e innovación digital en la gestión financiera de la empresa y en los servicios financieros que ofrece. Por ejemplo, consiste en el uso de plataformas en línea, aplicaciones móviles, algoritmos y otras herramientas tecnológicas para ofrecer servicios económicos de manera más eficiente, conveniente y accesible.

Importancia de la digitalización financiera para el cumplimiento del compliance

La digitalización de la gestión financiera desempeña un papel fundamental en el compliance de las organizaciones, ya que aparte de mejorar significativamente la operatividad de las empresas permite la automatización de procesos importantes como generación de informes, reconciliación de transacciones y el monitoreo de actividades financieras, lo que facilita en gran medida la identificación de posibles incumplimientos o transacciones sospechosas.

Por ejemplo, el uso de un software de tesorería y conciliación contable reduce los errores humanos, mejora la precisión de los datos financieros y permite el acceso a la información en tiempo real, lo que es fundamental para poder ejercer una supervisión continua de las actividades financieras y hacer la detección temprana de posibles riesgos o incumplimientos.

Por otra parte, la implementación de sistemas digitales para la gestión financiera permite rastrear y registrar todas las transacciones realizadas, lo que facilita la auditoría interna y externa, lo que es relevante en el cumplimiento de regulaciones como la prevención de lavado de dinero y la financiación del terrorismo.

¿Cómo implementar la digitalización en la gestión financiera de una empresa?

Implementar la digitalización en la gestión financiera de una empresa con repercusiones positivas en el compliance requiere un enfoque estratégico y planificado. A continuación, algunas recomendaciones importantes:

Evaluar las necesidades y objetivos de la empresa

En primer lugar, se deben evaluar las necesidades y los objetivos de la empresa en términos de gestión financiera para así identificar las áreas en las que la digitalización puede proporcionar los mayores beneficios y para poder establecer metas claras que se desean lograr con la implementación.

Investigar soluciones digitales

Investigar y evaluar las soluciones digitales disponibles en el mercado, entre ellas software de contabilidad y finanzas, sistemas de gestión de pagos, plataformas de banca en línea, herramientas de análisis financiero, entre otros. Es importante comparar las características, funcionalidad, seguridad y escalabilidad de dichas soluciones para encontrar la más adecuada para la empresa.

Planificar la implementación

Una vez elegidas las soluciones digitales para la gestión financiera se deben identificar los recursos necesarios, establecer un cronograma de implementación y asignar responsabilidades a los miembros del equipo encargados del proceso. Es fundamental considerar la capacitación y el soporte adecuados para garantizar una transición fluida hacia los nuevos sistemas digitales.

Ajustar los procesos y flujos de trabajo

Revisar y ajustar los procesos y flujos de trabajo existentes permite aprovechar al máximo las capacidades de las soluciones digitales implementadas. En este sentido, se deben identificar áreas donde se puedan automatizar tareas, mejorar la eficiencia y optimizar los procesos financieros.

Es fundamental asegurarse de mantener la coherencia entre los procesos digitales y los controles internos para cumplir con los requisitos de cumplimiento.

Mantenerse actualizado

La tecnología financiera y las soluciones digitales están en constante evolución, por lo que es importante mantenerse actualizado sobre las últimas tendencias y avances, sobre todo, si pueden mejorar el compliance de la organización.

Por ende, es recomendable mantener un enfoque continuo en la innovación y la mejora para aprovechar al máximo los beneficios de la digitalización en la gestión financiera de las empresas.