96 083 07 64 - 623 15 64 59

Artículo redactado por Defez Asesores y actualizado el 13-09-2023

En Defez Asesores te presentamos un informe detallado y completo que pretende despejar las dudas que puedan surgir sobre las responsabilidades y beneficios fiscales que enfrentan los expatriados en Espa√Īa.

 

Definición de expatriado

En el ámbito fiscal, los expatriados son personas que han dejado su país de origen y se establecen en otro. Hablando en términos fiscales, se trata de un trabajador que abandona su residencia fiscal en el país de origen y se convierte en residente fiscal en su país de destino.

Cuando una persona, pasa m√°s de 183 d√≠as fuera de Espa√Īa, siempre que no sea una salida ocasional, se convierte en no residente y, por lo tanto, s√≥lo tributar√° en Espa√Īa por las rentas que obtenga en nuestro pa√≠s.

El r√©gimen fiscal de los expatriados en Espa√Īa se rige por la legislaci√≥n del IRPF.

No confundir con el r√©gimen fiscal de impatriados, (es aquel que se produce cuando una persona viene fuera de Espa√Īa y se establece como residente en nuestro pa√≠s)

Dicho todo esto, surgen preguntas que vamos a responder:

¬Ņun trabajador expatriado debe pagar impuesto en Espa√Īa o en su pa√≠s de origen?

¬ŅEl trabajador que sale de Espa√Īa para trabajar fuera tiene obligaciones tributarias en Espa√Īa?

Para poder contestar a éstas y otras cuestiones es conveniente tener en cuenta la legislación fiscal, en concreto nos fijaremos en el articulo 9 de la Ley del IRPF vigente.

Expatriado IRPF

Será aquel expatriado que todavía tiene que seguir tributando por IRPF (modelo 100), porque su desplazamiento es inferior a 183 días.  Si el tiempo de su desplazamiento fuera superior, sería un expatriado que tributaría como no residente.

 

Requisitos para ser considerado residente fiscal en Espa√Īa

Para ser considerado residente fiscal en Espa√Īa, una persona tiene que cumplir alguno de estos requisitos:

1) Vivir en el pa√≠s m√°s de 183 d√≠as al a√Īo.

2) Tener intereses econ√≥micos en el territorio espa√Īol. Por ejemplo, que su principal n√ļcleo de actividades econ√≥micas sea Espa√Īa.

3) Tener c√≥nyuge y/o hijos menores de edad viviendo en Espa√Īa.

El apartado primero es normalmente el m√°s recurrente, pero no es el √ļnico, adem√°s debes de tener en cuenta que las ausencias temporales no se reputan como salidas a efectos fiscales.

El apartado segundo podr√≠a ser utilizado por la administraci√≥n tributaria espa√Īola en muchos supuestos.

Familiares dependientes en Espa√Īa

Si su c√≥nyuge (que no est√© legalmente separado) o hijos menores de edad viven en Espa√Īa, esto puede influir en su estado de residencia fiscal. La¬† legislaci√≥n espa√Īola ‚Äúpresume‚ÄĚ que se es residente en Espa√Īa, si mujer e hijos menores de edad permanecen en Espa√Īa, ahora bien, debemos de tener en cuenta, que de acuerdo con la sentencia del TS en el caso de ‚Äúlas becas ICEX‚ÄĚ no hay presunci√≥n que valga, si el desplazamiento del contribuyente es superior a 183 d√≠as.

Es decir, la administración Tributaría no debería de presumir que se trata de un desplazamiento esporádico que, como sabemos, los desplazamientos esporádicos no cuentan a efectos del cómputo de los 183 días. 

¬ŅSab√≠as que contar con una asesor√≠a para extranjeros es garantizar el cumplimiento de las obligaciones fiscales es muy beneficios?

Si te encuentras en la situaci√≥n de expatriado en Espa√Īa, ponte en contacto con Defez Asesores.

Ejemplo:

Contribuyente que, residiendo en Espa√Īa, en el mes de mayo se traslada a Francia, ya que ha encontrado su gran amor que es de nacionalidad francesa. Como resulta que es hijo de una familia ‚Äúbien‚ÄĚ, no trabaja en Francia ya que vive de las rentas que obtiene en Espa√Īa. Supongamos que tiene tres inmuebles que le dejan unos 100.000 euros anuales.

¬† Pues, bien de acuerdo con el apartado primero, no ser√≠a residente en Espa√Īa, pero s√≠ que lo ser√≠a por el segundo ya que el n√ļcleo de sus intereses econ√≥micos se encuentra en Espa√Īa.

Sin embargo, en Francia, por la regla de residencia permanente, tambi√©n ser√≠a residente all√≠ porque en el a√Īo ha estado m√°s de 183 d√≠as en suelo franc√©s.

¬ŅEntonces d√≥nde tributa?¬† ¬ŅEn Espa√Īa?¬† ¬ŅEn Francia?¬† ¬ŅEn ninguno de ambos?

En este caso, debemos de aplicar las reglas de desempate o tie-break contenidas en el artículo 4 del Convenio de doble Imposición con Francia.

La primera de esas reglas es que se reputa residente de aquel pa√≠s d√≥nde disponga de una vivienda permanente.¬† En nuestro caso, suponemos que tiene una vivienda a su disposici√≥n en Espa√Īa, y que, en Francia, tambi√©n la tiene, pues est√° viviendo con su novia (tiene una autorizaci√≥n de ella para vivir en dicha casa).¬†

Precisiones:  La vivienda permanente no tiene que ser en propiedad.  Ahora bien, si viviera en un hotel o en un hostal, eso ya no podría calificarse como vivienda permanente.

La siguiente regla ser√≠a d√≥nde tenga su n√ļcleo de intereses vitales, en este caso, se consideran los intereses afectivos, d√≥nde tengo a mi familia, mis amigos, etc que podr√≠a tenerlos en ambos estados, por lo que ser√≠a de dif√≠cil soluci√≥n.

La tercera regla ser√≠a d√≥nde habitara o morara m√°s tiempo, calificando este concepto a efectos pr√°cticos ‚Äúde d√≥nde duermo m√°s tiempo‚ÄĚ y este ya parece que se decantar√≠a por Francia y pondr√≠amos fin a este problema.

Aun así, todavía nos quedarían dos reglas más que en otros supuestos podrían resultar de aplicación:

La cuarta regla ser√≠a saber de d√≥nde es nacional, es decir su nacionalidad, decant√°ndose en este caso justo por Espa√Īa, al ser nacional espa√Īol, ahora bien, si tuviera doble nacionalidad o no fuera nacional de ning√ļn estado, tendr√≠amos que pasar a la √ļltima regla.

Quinta regla, ambos pa√≠ses se re√ļnen y emiten una resoluci√≥n amistosa discerniendo de d√≥nde es residente, con el fin de no perjudicar al contribuyente, cuesti√≥n que es muy posible que, al ser un procedimiento no demasiado √°gil, acabe por realmente perjudicarlo.

Conclusi√≥n:¬† El contribuyente ser√° residente en Francia, y deber√° de tributar en Espa√Īa por las rentas obtenidas en nuestro pa√≠s por todo el a√Īo, en nuestro ejemplo por los alquileres, como no residente, mediante modelo 210 trimestral.

¬ŅQu√© obligaciones fiscales tienen los expatriados con residencia fiscal en Espa√Īa?

Es fundamental comprender las obligaciones fiscales que tienen los expatriados, si son residentes en Espa√Īa:

 

Declaración de IRPF

Puntualicemos:¬† Un expatriado por definici√≥n deja de ser residente en nuestro pa√≠s cuando pasa fuera del mismo m√°s de 183 d√≠as, pero podr√≠a resultar que Hacienda lo ‚Äúatraiga‚ÄĚ por el apartado tercero del art√≠culo 9 de la Ley de IRPF, dado que su mujer y sus hijos pueden haberse quedado en Espa√Īa.¬† Esto es una presunci√≥n que en derecho la llaman ‚Äúiuris Tatum‚ÄĚ, es decir que admite prueba en contrario.¬† Bastar√° con acreditar con un certificado de residencia fiscal de otro pa√≠s (d√≥nde se ha trasladado), para desvirtuar esta prueba de la AEAT.

Ahora bien, lo mismo, no le conviene al contribuyente desvirtuar esa situaci√≥n porque el interesa ser residente en Espa√Īa.¬† As√≠, cuando una persona obtiene rendimientos del trabajo del extranjero por su desplazamiento al mismo, y el pa√≠s en cuesti√≥n tiene convenio con Espa√Īa, que equivale a nuestros efectos a tener un impuesto sobre la renta que funcione de forma parecida a la nuestra, puede aplicar la exenci√≥n del art. 7p) de la Ley de IRPF.

Declaración de Bienes en el Extranjero

Si un expatriado posee ciertos bienes en el extranjero con un valor superior a 50.000 euros, debe declarar estos bienes a las autoridades fiscales espa√Īolas. En concreto, son los bienes inmuebles, cuentas bancarias y valores mobiliarios.

Impuestos específicos

Debemos de distinguir entre:

  1. Expatriados que son residentes en Espa√Īa, tienen que tributar por obligaci√≥n personal, tanto en el IRPF, como en el Impuesto de Patrimonio como en el Impuesto de Sucesiones y donaciones.
  2. Expatriados que dejan de ser residentes en Espa√Īa, tendr√°n que tributar por obligaci√≥n real, esto es por los ingresos y patrimonio que mantengan en Espa√Īa, as√≠ como por las donaciones o herencias de bienes situados en Espa√Īa.

¬ŅQu√© beneficios fiscales hay disponibles para los expatriados?

Los expatriados que residen fiscalmente en Espa√Īa, pueden acceder a algunos beneficios fiscales que les permite optimizar su situaci√≥n tributaria.

Los principales beneficios fiscales para los expatriados son:

  • Exenci√≥n de impuestos sobre los rendimientos del trabajo obtenidos en el extranjero por el articulo 7p) de la Ley de IRPF:

Los expatriados pueden aplicar la exenci√≥n de impuestos sobre los ingresos del trabajo que obtengan fuera de Espa√Īa, siempre y cuando cumplan los requisitos mencionados. Lo detallamos a continuaci√≥n.

  • R√©gimen de excesos excluidos de tributaci√≥n:¬†Los expatriados que se acojan a este r√©gimen podr√°n excluir de su base imponible los ingresos correspondientes a ciertos conceptos, como los gastos de manutenci√≥n, vivienda o transporte. Esto les permitir√° reducir su carga impositiva de manera significativa. Este r√©gimen es incompatible con el anterior.

Exención del articulo 7p) de la Ley de IRPF

El artículo 7.p) de la Ley de IRPF regula la exención de los rendimientos por trabajos efectivamente realizados en el extranjero, con el límite de 60.100 euros.

Este es un beneficio fiscal cuya aplicación básicamente depende de que concurran los siguientes requisitos:

1¬ļ Que dichos trabajos se realicen para una empresa o entidad no residente en Espa√Īa o un establecimiento permanente radicado en el extranjero.

2¬ļ Que en el territorio en que se realicen los trabajos se aplique un impuesto de naturaleza id√©ntica o an√°loga a la del IRPF y no se trate de un pa√≠s o territorio considerado como para√≠so fiscal.

En el pre√°mbulo de la ley se indicaba que la finalidad de la exenci√≥n era favorecer la competitividad de las empresas espa√Īolas y su internacionalizaci√≥n, pero en la pr√°ctica la Administraci√≥n tributaria la ha ido recordando con una abrumadora carga al contribuyente de requisitos probatorios precisamente sobre ambos requisitos.

Así, para acreditar la realidad del desplazamiento al exterior se viene exigiendo ya no sólo el billete de avión, tren o barco y las facturas acreditativas del gasto, sino que debe aportarse adicionalmente copia de las tarjetas de embarque que permiten acreditar que efectivamente el trabajador utilizó ese el medio de transporte.  También se viene solicitando copia de los visados del pasaporte u otros registros que sean obligatorios para la entrada y salida en el país de destino. 

Obviamente no todas las situaciones pueden tratarse por igual, pues el trabajador puede incluso desplazarse con su propio vehículo no existiendo en ese caso facturas de avión, pero sí que podría aportar las facturas del combustible suministrado por ejemplo, fuera de nuestra fronteras, dónde ya estaríamos indicando la fecha, y adicionalmente esa factura deberíamos de pagarla por tarjeta de crédito a nombre de la empresa o a nombre del trabajador, para generar prueba que efectivamente hemos sido nosotros.

A la vista de las actuaciones de la AEAT, no ser√≠a descartable que, si estamos en Francia, pudi√©ramos incluso hacernos una fotograf√≠a con la empresa d√≥nde estamos trabajando de fondo, grabando tambi√©n la fecha de su toma.¬† En cualquier caso, le corresponde a los tribunales limitar la extravagancia o exigencia excesiva de la Administraci√≥n p√ļblica.

El problema ha llegado a ser de tal magnitud que muchas empresas, no consideran estos desplazamientos de sus trabajadores exentos por la burocracia y complejidad que le puede suponer su justificación, sin caer en la cuenta, que es mucho peor, practicar retenciones, si luego nos encontramos con que el trabajador decide aplicar el 7p) por mucho que en su hoja de salarios y retenciones se encuentre con el importe total.

Otra de las cuestiones que conviene tener en cuenta sería la exigencia de acreditar el gasto por el alojamiento en el exterior, bien sea en hoteles o en otro tipo de alojamiento aportando, en su caso, copia de los contratos de arrendamiento de la vivienda, así como las facturas de la manutención durante la estancia.

En caso de estancias prolongadas, se está solicitando incluso copias de las facturas de agua, luz, gas, colegios, permisos de trabajo, alta en seguridad social, registros de llamadas telefónicas móviles realizados desde el país de destino, extractos de las tarjetas de crédito utilizadas en el extranjero, etc. De todo esto debemos de tomar nota para utilizarlo a nuestro favor.

Para acreditar la ubicación del trabajador en el centro de trabajo en el exterior, al menos de forma temporal, se solicita el contrato de movilidad con el empleado y los memorándums de reuniones donde se pruebe la asistencia del desplazado a las mismas en sede de la entidad de destino.

Para tomar todas estas decisiones, es importante contar con un buen asesor fiscal internacional.

Finalmente, en estos supuestos, quiz√°s el m√°s complejo de cumplir sea el de demostrar que hay una utilidad efectiva para la empresa en la que me estoy desplazando, y no para mi empresa de Espa√Īa, sea matriz o individual.¬† As√≠, si por ejemplo, le estamos vendiendo un producto a la empresa situada en el extranjero y desplazamos un par de trabajadores para que expliquen la aplican de ese producto a personal nativo de la empresa extranjera, no cabe duda que va a redundar en beneficio nuestro, cuesti√≥n que parece saberle mal a la Administraci√≥n Tributaria, pero si gracias a eso, se obtiene que tambi√©n la empresa extranjera obtenga mayores ingresos, finalmente se ha conseguido el objetivo del beneficio para la compa√Ī√≠a extranjera.

Para acreditar la utilidad del servicio prestado por el empleado, tendremos que analizar el contrato de servicios entre la empresa origen d√≥nde se encontraba el empleado y la empresa situada en el extranjero que es la beneficiaria de dichos servicios prestados por el empleado, eso no quiere decir que la sociedad espa√Īola no vaya a percibir sus ingresos por este servicio, por eso, se le suele solicitar copia del contrato, copia de las facturas emitidas, y los costes facturados.

As√≠ mismo conviene saber que tambi√©n se pide la descripci√≥n detallada de los trabajos efectuados y funciones desarrolladas: documentaci√≥n organizativa interna, descripci√≥n de puestos de trabajo, detalle de funciones, etc. y alg√ļn tipo de acreditaci√≥n del beneficio que puede obtener la empresa de destino con el servicio prestado.

Por √ļltimo es necesario puntualizar que trat√°ndose de prestaciones de servicios que tienen lugar en el seno de un grupo de empresas, la Administraci√≥n entiende que el requisito se cumple cuando la actividad realizada suponga un inter√©s econ√≥mico o comercial para una entidad concreta miembro del grupo, y cuando en circunstancias comparables, esa empresa hubiera estado dispuesta a pagar a otra empresa independiente la ejecuci√≥n de esta actividad o lo hubiera hecho por s√≠ misma; con lo que adicionalmente la empresa debe probar este extremo.

Pues bien, todo lo comentado, es para trabajadores desplazados al extranjero por una empresa espa√Īola, pero hay que tener tambi√©n en cuenta que el concepto que abarca el 7p) es m√°s amplio y ya el Tribunal Supremo en diversas sentencias, iniciadas en el a√Īo 2019 ha recalcado que cualquier persona que se desplaza al extranjero para realizar un trabajo y su estancia en el mismo es inferior a 183 d√≠as, podr√≠a gozar de la aplicaci√≥n de esta exenci√≥n del 7p) en la medida que se cumpla que el pa√≠s d√≥nde va a trabajar no sea un para√≠so fiscal, o como le llamamos ahora, una jurisdicci√≥n no cooperativa.¬† Esto se resuelve en la medida que tengamos un convenio de doble imposici√≥n suscrito con dicho pa√≠s.

Ejemplo:

Un espa√Īol que es inform√°tico, residente en Espa√Īa, recibe una oferta de Reino Unido para trabajar all√≠ durante 3 meses. Durante su estancia percibe la cuant√≠a de 40.000 euros brutos y tiene un coste de Seguridad Social de 3.000 euros y un impuesto retenido por parte de la Administraci√≥n tributaria del Reino Unido de 1.500 Euros.¬† ¬ŅPuede aplicar la exenci√≥n del art√≠culo 7p)?

Si que puede, pues se trata de un desplazamiento inferior a 183 d√≠as, por lo que sigue siendo residente espa√Īol, el trabajo lo realiza en el extranjero de forma f√≠sica (trabaja all√≠, no es teletrabajo), y puede acreditar su estancia all√≠, con el pasaporte de entrada, y con un contrato de alquiler de la vivienda.

Por lo tanto, en su declaraci√≥n de renta correspondiente al ejercicio, en Espa√Īa, debe de incluir la totalidad de los ingresos obtenidos por su renta mundial, ahora bien, el importe obtenido en UK es de 40.000 euros inferior a 60.100 euros y por lo tanto, no incluir√° renta alguna, tampoco ning√ļn coste de Seguridad Social Inglesa y mucho menos las retenciones practicadas, por lo que al final el importe obtenido en UK tendr√° como l√≠mite el importe pagado en dicho pa√≠s.

En resumen, cuando vayamos a trabajar fuera de Espa√Īa, debemos de ser cuidadosos y conservar lo que llamamos un ‚Äúdefenser file‚ÄĚ (fichero de defensa) con toda la documentaci√≥n relevante de nuestra estancia, contrato de trabajo, contrato de alquiler de vivienda, justificantes de tarjeta de cr√©dito de gastos realizados, facturas de agua, luz, etc, de la vivienda en cuesti√≥n, pruebas testificales de nuestra estancia, ya que nos debe de servir cualquier medio v√°lido en derecho.

Obligaciones fiscales del expatriado calificado como residente (<183 días)

Un expatriado con residencia fiscal en Espa√Īa, tiene la obligaci√≥n de cumplir estos puntos:

  • Declarar todos sus ingresos a nivel mundial en Espa√Īa. As√≠ mismo los rendimientos y ganancias que obtenga en otros pa√≠ses pueden tambi√©n ser gravados en dichos pa√≠ses y por tanto habr√° que estar a los convenidos de eliminaci√≥n de la doble imposici√≥n que Espa√Īa haya firmado con los diversos pa√≠ses, o bien a nuestra propia normativa interna.
  • Pagar el IRPF modelo 100, de acuerdo con lo establecido en la ley, en la medida que no se haya convertido en ‚Äúno residente‚ÄĚ.
  • Pagar otros impuestos, como el impuesto sobre el patrimonio o el impuesto de sucesiones y donaciones extranjeros en caso de heredar bienes.

Al ser residente, aunque se est√© fuera de Espa√Īa por un cierto tiempo, la obligaci√≥n de realizar el impuesto de Patrimonio por la totalidad de bienes que disponga sigue existiendo sin perjuicio de las reducciones que tenga establecidas cada comunidad Aut√≥noma.

Los impuestos del expatriado no residente

Los expats cuando son calificados como no residentes, porque se marcharon de nuestro pa√≠s, y ya tienen m√°s de 183 d√≠as dentro de un a√Īo natural fuera del mismo, tienen una serie de tributos a los que hacer frente de acuerdo a la normativa del IRNR, lo tenemos en el art√≠culo 13 de dicha norma reguladora.

Básicamente debemos de tributar por los rendimientos, ganancias, etc que obtengamos de bienes o derechos situados o que se puedan ejercer en nuestro país.  

Así podemos tributar por lo siguiente:

  1. Por los rendimientos del trabajo obtenidos en Espa√Īa
  2. Por rendimientos de actividad económica sin establecimiento permanente
  3. Por rendimientos de actividad deportiva o artística.
  4. Por pensiones
  5. Por rendimientos obtenidos como Administrador de una empresa Espa√Īola
  6. Por reembolso de planes de pensiones situados en Espa√Īa
  7. Por imputaci√≥n inmobiliaria de bienes a su disposici√≥n en Espa√Īa
  8. Por el arrendamiento de inmuebles.

IRPF de los extranjeros que residen en Espa√Īa

¬†Este es uno de los impuestos m√°s relevantes para los expatriados en Espa√Īa. Se aplica a los ingresos obtenidos tanto en el pa√≠s como en el extranjero.

Se calcula en base a la escala progresiva de tipos impositivos, seg√ļn los ingresos anuales del profesional.

Importante tener en cuenta las deducciones y reducciones fiscales aplicables, así como las dobles imposiciones (si se cumplen los requisitos).

El principal incentivo es poder aplicar la exención del articulo 7p) sobre los rendimientos obtenidos en el extranjero.

La seguridad social de los expatriados 

No es nuestra especialidad, por lo que solo les dejamos unas breves notas:

Las contribuciones a la S.S. de los extranjeros pueden hacerse tanto en el país de origen como en el de destino, dependiendo de varias circunstancias, como el tiempo vivido en el extranjero, reglamentos de los países involucrados y los convenios internacionales.

En Espa√Īa, los expatriados pueden optar por estos tipos de contribuciones:

  • Cotizar en la Seg. Soc. espa√Īola: Si tienen intenci√≥n de residir y trabajar a largo plazo en el pa√≠s. As√≠ obtienen beneficios y prestaciones del Estado Espa√Īol.
  • Cotizar en su pa√≠s de origen: seguir cotizando en su pa√≠s de origen, siempre y cuando haya un convenio bilateral que permita esta opci√≥n. Ser√≠a beneficioso si el expatriado decide volver a su pa√≠s de origen.
  • Sistemas privados de la seguridad social: seguros m√©dicos, jubilaciones, etc., de sistemas privados. Son una alternativa v√°lida para aquellos que desean cubrir estas necesidades de manera independiente.

Es una decisi√≥n muy importante que tomar, por lo que no se ha de hacer a la ligera. Hay que tener en cuenta la duraci√≥n prevista en Espa√Īa, los beneficios ofrecidos por cada sistema y las implicaciones financieras que tuviera a largo plazo.

 Impuesto sobre el patrimonio para expatriados

Si el expatriado que es no residente est√° obligado a pagar impuestos sobre el patrimonio si es due√Īo de alg√ļn bien inmueble o activos en general.

Hablamos de viviendas, coches, inversiones o ahorros, superando un valor mínimo, a nivel estatal se establece en 700.000 Euros, algunas comunidades como Madrid, está exento sin límite, y otras como Valencia, se tributa por todo a partir de 500.000 Euros, con excepciones, como por ejemplo la vivienda habitual exenta hasta 300.000 euros.

 Impuesto de sucesiones y donaciones extranjeros

En el caso de las herencias y donaciones en el estado espa√Īol, tendr√° que pagar impuestos si:

  • Si el activo se hereda en Espa√Īa, con independencia de la residencia fiscal.
  • Si el beneficiario vive en Espa√Īa, aunque el activo heredado no se encuentra en territorio espa√Īol, en este caso obviamente no podemos haber de un expatriado, porque est√° residiendo en Espa√Īa.

Impuesto sobre ganancias de capital para expatriados

 Si el expatriado (no residente) obtiene una ganancia de capital, deberá tributar arreglo al tipo del 19% o el 24% si la ganancia no es procedente de alguna transmisión de un bien (por ejemplo ganancias en el juego) .

En resumen, la normativa espa√Īola en materia de tributaci√≥n internacional es compleja y es necesario tener conocimientos actualizados para conseguir el objetivo de reducir la carga tributaria.

Si usted se encuentra en alguna de las situaciones descritas en este post, rellene el formulario a continuación.

Le ayudaremos a tomar mejores decisiones.

    Cómo contactamos contigo

    SOBRE EL AUTOR: JUAN FRANCISCO DEFEZ G√ďMEZ

    Licenciado en Ciencias Empresariales. por la Universidad de Valencia. Master en Tributaci√≥n por el Colegio de Economistas de Valencia, Miembro del Registro de Economistas Asesores Fiscales REAF 3107, Miembro EC 118, Experto Contable Acreditado n¬ļ 581. Titular de la asesoria Defez Asesores, desde el a√Īo 1989. Especialista en temas tributarios y de contabilidad.